UNA CARTA MUY ESPECIAL

by - junio 04, 2017




Querida Claudia:
Escribo estas líneas cuando apenas quedan unos días compartiendo cuerpo y llevándote dentro.
Han sido nueve meses llenos de emociones, sentimientos, sensaciones... pero sin duda una aventura única y especial que da paso a la impaciencia por conocerte, por tenerte en brazos y por ver tu carita por primera vez.

Ignorancia, esa fue la primera fase. Ignorar y desconocer que te llevaba dentro, que mi vida estaba marcada por el cambio sin saberlo, que en unos meses conocería al que será el centro de mi universo. La noticia trajo consigo sus dudas: ¿estamos preparados? ¿es el momento ideal? ¿seré una buena madre?  y también miedos: ¿llegaremos a la meta? ¿me perderé el conocerte? ¿irá todo bien?

Jamás olvidaré el 22 de Diciembre de 2016, la noche anterior no había pegado ojo. Era el día en que por primera vez iba a verte, los nervios me invadieron hasta que escuché latir tu corazón (el sonido más bonito del mundo) para dar paso a lágrimas de felicidad y sentir en mi interior que todo iba a salir bien.
Ese mismo día también nos dijeron que ibas a ser niña y automáticamente te convertiste en Claudia para el mundo. Ahí estabas, nuestra pequeña, nuestra futura hija.


En breve comenzará la siguiente parte de la aventura: la maternidad.
Seré sincera: voy a cometer errores. Nadie nace experto, por muchos consejos y conocimientos que se tengan, será el día a día, el instinto y la propia experiencia los que ayuden a cuidarte, a enseñarte y educarte de la mejor forma posible.
Entenderé por fin esa mítica frase de ¡ya lo entenderás cuando seas madre! que tantas veces escuché a la mía cuando no estábamos de acuerdo o cuando no entendía sus decisiones. Porque sí Claudia, ya te adelanto que no siempre estaremos de acuerdo, que no siempre entenderás mis razones y que tendrás momentos de enfado conmigo, pero es ley de vida.

Con el tiempo entendí los "porque no" de mi madre, sus decisiones, sus razones y no podría estar más orgullosa de tener una madre como la que tengo, de haber recibido la educación que recibí. Ser como soy es en gran parte gracias a ella.
Sólo espero hacerlo aunque sea la mitad de bien y que el día de mañana cuando crezcas tú, te sientas igual de orgullosa de mí.

Quiero que sepas que ya antes de nacer me has cambiado, me has hecho más fuerte y valiente. Algún día te contaré la cara amarga de estos últimos meses, que ajena a ti nos ha dado quebraderos de cabeza. Soy la primera que se hubiese rendido de ser yo sola, pero ya no se trataba simplemente de mí, me has llenado de fuerza y confianza para levantarme después de caer, para ver luz al final del túnel y para creer de nuevo que cuando una puerta se cierra otra se abre.

Sé que el camino a partir de ahora tampoco será fácil, que estará lleno de noches sin dormir, de incertidumbre y no saber qué hacer cuando llores, habrá momentos de desesperación, de sentir que no doy más de sí, de sentir incluso que no valgo para ser madre pero luego te miraré, me calmaré y todo volverá a la normalidad.

Las grandes aventuras están llenas de miedos y emociones, no siempre son fáciles pero valen la pena y tú sin duda vas a ser mi gran aventura. Vienes a cambiar mi mundo, mi día a día, te convertirás en mi prioridad y voy a disfrutar de ti observándote, cuidándote, mimándote, jugando contigo, educándote y también aprendiendo de ti.

No puedo prometerte que a lo largo de tu vida no haya sufrimientos, decepciones, malos momentos y lágrimas de tristeza e impotencia pero te enseñaré a reponerte, a ser fuerte, a luchar, a creer en ti misma, a enfrentarte a tus miedos y creer en tus sueños. Estaré a tu lado en cada paso del camino por si necesitas un hombro en el que apoyarte.

No tengas prisa por crecer, disfruta del momento, sé feliz y sonríe a la vida.
Te quiero.
                                           

You May Also Like

12 comentarios

  1. Dios que llorera recuerdo como me sentía al tener a xuan y ahora que se hace mayor siento otra vez esos miedos esas dudas esos nervios . Ya que de una manera o otra se aleja de mí . Disfruta cada instante por muy cansada que estés disfrútala por qué no vuelve y haz todo lo que quieras con tu hija ya que es tuya y de nadie más no hagas caso a consejos lo de ser madre sale solo . Un beso y felicidades preciosas .

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito! Lu seguro que algún día ella lo lee y se sentirá orgullosa de tener una mamá como tú. Muchísima suerte y que disfrutes en vuestra nueva aventura los caminos difíciles siempre llevan a sitios bonitos.

    Un besin y enhorabuena,
    🎈 *Cludy

    ResponderEliminar
  3. que bonito, tesoro! se me ha puesto el pelo de punta. segura que no será fácil a partir de ahora, pero al verle la carita se te quitarán todas las penas. mucha suerte y seguro que irá genial.

    besitos
    www.aprendiendoaquererme.com

    ResponderEliminar
  4. El primero da mucho miedo porque el miedo es libre y cada vez que lloran se parará tu mundo. Pero no te lo tomes demasiado en serio, eso se aprende con el tiempo y cuando llega el segundo.
    Disfruta de cada momento porque se pasa enseguida y crece antes de que te des cuenta.
    Y respecto a lo que te digan los demás, escucha pero no dejes que te coacciones, pon limites y acepta consejos pero decide tu.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días!
    Qué bonita carta le has escrito a tu pequeña! Ya no te queda nada para conocerla, y empezar tu etapa de mami. Disfrútala un montón y no te preocupes por los errores, que los habrá, pero con cariño todo se va logrando (y de eso tienes a montones para darle a Claudia)
    XoXo

    ResponderEliminar
  6. Qué carta tan bonita para tu hija Claudia, me has emocionado por lo que en ella dices, por escribir sobre tus miedos y tus temores, que me parecen los más normales del mundo, y también por hablarnos de tu ilusión y de la fortaleza que te ha aportado tu embarazo. Aiix que bonito
    Es normal tener todas estas dudas e ilusiones y todas juntas y a la vez, pero creo que lo que estás viviendo es precioso y que todavía te queda por vivir muchos otros momentos bonitos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    En serio te lo digo....¡piel de gallina!
    Has escrito una carta para Claudia preciosa. Es un cóctel de emociones tan buenas, porque sí, el miedo y temores también pueden ser unos ingredientes que nos dejen un buen sabor de boca.
    Yo aún no he experimentado el hecho de ser madre, y aunque es algo que no quiero perderme por nada del mundo, creo que todas las mujeres lo viven de un modo diferente. Porque ya se sabe, cada persona es un mundo.
    Todos tenemos miedo a los cambios, porque sin duda tener un hijo es un cambio enorme en la vida de uno, pero a la par soy de las que piensa que de esos miedos también podemos aprender, y mucho.
    No debemos tener prisa y ansias por hacerlo todo bien a la primera, simplemente creo que es algo que hay que vivirlo, dejarse llevar y disfrutar.
    Te deseo todo lo mejor, bueno, os deseo todo lo mejor en esta nueva etapa.
    Y una cosita, no tengo la menor duda que vas a ser la mejor madre que Claudia podría tener. (Por cierto, me encanta el nombre)
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Me ha sorprendido gratamente que no le hayas pintado el mundo de color rosa a Claudia, que es muy fácil engañarse. Pero ahí estarás tú para guiarla por el buen camino. Y cuando sea mayor y lo lea seguramente te pregunte, ¿y cómo me decías eso sin conocerme? Desde luego hay sentimientos que no se pueden entender y la maternidad es una de esas para quienes no hemos pasado esa etapa, muchas felicidades :) Bss.

    ResponderEliminar
  9. Qué carta más bonita, sin duda, escrita desde el corazón. Ser madre... qué ilusión... Sí, tu cuerpo cambia, tienes malestar,.... pero esa pequeña personita que crece dentro de ti, cambiará tu vida, hará que te conozcas más a tu madre e incluso a ti misma.
    Sí, cuantas veces hemos oído todas ¡ya lo entenderás cuando seas madre! y así es... Es bonito darte cuenta de las razones que tenían nuestras madres par decirnos esos porque no, y lo difícil que es ser madres, porque los bebés no vienen con un manual de instrucciones, y sin embargo nuestras madres lo han hecho lo mejor que han podido, y creo que no lo han hecho mal. Es bonito demostrarles que nos hemos dado cuenta de su dedicación de su esfuerzo, de su amor incondicional...
    Seguro que Claudia se sentirá tan orgullosa de ti como tú lo estas de tu madres.
    Tienes toda la razón, las grandes aventuras están llenas de miedos y emociones, no siempre son fáciles pero valen la pena.
    Me alegro de que te hayas podido levantar tras la caída, por ti, por ella.
    Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Lucía, que carta más bonita le ha escrito a tu pequeña Claudia, creo que has resumido perfectamente lo que implica la maternidad. Como bien has dicho, no serás una madre perfecta, cometerás errores...pero vas a serla mamá de Claudi y eso paraella, será lo más importante. Y como nos ha pasado a todas cuando sea mayor te entenderá y se dará cuenta deque siempre tuviste razón, o al menos entenderá los motivos por lo que no le dejaste hacer ésto o lo otro.
    Espero que vaya todo bien en el parto y ue pronto te podamos ver con tu pequeña en los brazos.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Bonita carta! Oajala pasen muchos años y que ella pueda disfrutar en algún momento de estas líneas pues la verdad q son etapas para recordar . Yo en lo personal no tengo crios ni curiosidad por tenerlos pero si que es cierto que todas las personas que pasan por esta etapa automáticamente cambian desde su forma de ser hasta sus prioridades ... así que lucia, enhorabuena y disfruta de lo que te viene , espero todo salga bien

    ResponderEliminar
  12. Ay... ha sido precioso, me he emocionado. Creo que la maternidad es una de las mayores cosas que nos pueden pasar y más cuando se disfruta.

    ¡Mucha suerte y a amar cada segundo de lo que viene aunque sea duro!

    ¡Nos leemos!

    Sil.

    ResponderEliminar